17 noviembre, 2018

El Rey Salomón


“ Como las hermosas flores del campo que acaban, sin embargo, secas en el fuego, Salomón no acertó a retener la gloria, y se marchitó en su trono. El más devoto se hizo el más pervertido. El autor del Cantar de los Cantares termino presa de afecciones viles. “El Rey Salomón amó a muchas mujeres extranjeras…y se apegó a ellas con gran pasión. Cuando era anciano, sus mujeres inclinaron su corazón a otros dioses, como Astarté, diosa de los Sidonios y a Moloch, ídolo de los amonitas; y siguió la conducta de sus mujeres extranjeras, que quemaban incienso y sacrificaban a sus propios dioses” (1 Re 11,1,4,8).
“¡Qué contraste entre este apóstata de cabello gris, cargado de años y de pecados y aquella figura juvenil y brillante que en la Dedicación del Templo que había construído aparecía como mediador entre Dios  y el pueblo¡
“ Esta advertencia hermanos míos, no se aplica solamente a  reyes, profetas.., se aplica también a nosotros. Es verdad que cuanto más santo es un hombre y cuanto mayor es sun altura en el reino de Dios, mas necesita vigilar continuamente su proceder, no sea que caiga y se pierda. Una honda convicción e esta necesidad ha sido la gran protección de los santos. Si no hubieran temido a Dios no hubieran perseverado”. (Cardenal J.H. Newman, “Discursos sobre la fe” )  

07 noviembre, 2018

Consumismo: muerte dulce


En el 2009 cogí unos apuntes sobre “Consumismo: muerte dulce” que transcribo:
Hay un desordenado afán de poseer y gozar bienes terrenos. Éstos, atrapan al hombre en su camino hacia el cielo, dejan de convertirse en medios cosas que de suyo no son malas. El corazón, el hombre es para Dios. El consumismo fomenta el individualismo: movimiento compulsivo que tiende a ser satisfacer inmediatamente..
El uso inmoderado del ordenador es consumismo. Éste hace difícil tener no solo objetivos espirituales sino  incluso humanísticos. Cuando se ve a mujeres jóvenes absortas, serias, concentradas frente a la ropa, cabe pensar: ¿una persona así es capaz de acordarse de Dios? Consumismo: adicción a las compras de las que podemos prescindir.  ¿Está Dios al mismo nivel que “El Corte Inglés”? Hay que saber prescindir de cosas, saber desprenderse, saber desprenderse. El consumismo desmorona a la persona.

 Ahora estamos en el 2018, el Papa Francisco sobre el mismo tema nos dice en la “Gaudete et exultate”: “ El consumismo hedonista puede jugarnos una mala pasada, porque en la obsesión   por pasarlo bien terminamos excesivamente concentrados en nosotros mismos, en nuestro derechos y en esa desesperación por tener tiempo libre para disfrutar. Será difícil que nos ocupemos de echar una mano a los que están mal si  no cultivamos una cierta austeridad, si no, luchamos contra esa fiebre que nos impone la sociedad de consumo para vendernos cosas, y que termina convirtiéndose en pobres insatisfechos que quieren probarlo todo y tenerlo todo. También el consumo de información superficial y las formas de comunicación rápida y virtual pueden ser un factor de atontamiento que se lleva todo nuestro tiempo y nos aleja de la carne sufriente de nuestros hermanos. En medio de esta vorágine actual, el Evangelio vuelve a resonar para ofrecernos una vida diferente, más sana y más feliz”

 

23 octubre, 2018

María Lejárraga entrevista a Miguel de Unamuno



En 1904, en el Diario Universal, Carmen de Burgos- abandonada por su marido – se dedica al periodismo y realiza la primera encuesta sobre “El divorcio en España”.
Cuando le pregunta sobre ello a Miguel de Unamuno, respondió:

“Debo confesar que, a pesar de estar casado, o tal vez por ello mismo, no ha logrado nunca interesarme la cuestión del divorcio ni he llegado a formarme  opinión propia sobre ella…” y terminaba diciendo: “mis opiniones  a este respecto son de lo más tímidas, de las más atrasadas, de las más aburguesadas y de las menos innovadoras que cabe. Lo reconozco, pero no he conseguido hacerme otras.”

Me hubiera gustado haberlo podido oír y lanzarle un entusiasta: “¡Viva tu madre¡”.  
Eso es un intelectual: un hombre que busca la verdad dentro de su corazón y la lanza al ruedo, pese a quien pese y caiga quien caiga. Un hombre “ que no se casa con nadie” como diría mi madre, prodiga en dichos y refranes.

María de la O. Lejárraga se casó con un autor teatral Gregorio Martínez Sierra y ella le escribió en el anonimato muchas de sus obras  cuya gloria disfrutaba éste… Recuerdo haber oído de niña, por radio en “El Teatro del Aire”, la voz del locutor presentando:  “ Canción de cuna” de Gregorio Martínez Sierra. Pues no señor, era de Lejárraga. Me enteré, muchos años después, leyendo “María Lejárraga, una mujer en la sombra” de Antonina Rodrigo. Recuerdo que ya entonces me costaba entender que un varón hubiera escrito aquello.

11 octubre, 2018

Decálogo de la serenidad de San Juan XXIII


Decálogo de la serenidad

1-      Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez

2-      Sólo por hoy tendré el máximo cuidado de mi aspecto: cortés en mis maneras, no criticaré a nadie y no pretenderé mejorar o disciplinar a nadie, sino a mi mismo.

3-      Sólo por hoy seré feliz en la certeza de que he sido creado para la felicidad, no solo en el otro mundo, sino en este también.

4-      Sólo por hoy me adaptaré a las circunstancias, sin pretender que las circunstancias se adapten a mis deseos.

5-      Sólo por hoy dedicaré diez minutos de mi tiempo a una buena  lectura; recordando que, como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, así la lectura es necesaria para la vida del alma.

6-      Sólo por hoy haré una buena acción y no se lo diré a nadie.

7-      Sólo por hoy haré por lo menos una cosa que no deseo hacer; y si me sintiere ofendido en mis sentimientos, procuraré que no se entere nadie.

8-      Sólo por hoy creeré firmemente – aunque las circunstancias demuestren lo contrario- que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie existiera  en el mundo.

9-      Sólo por hoy haré un programa detallado. Quizá no lo cumpla cabalmente pero lo redactaré. Y me guardaré de dos calamidades: la prisa y la indecisión.

10-  Sólo por hoy no tendré temores. De manera particular no tendré miedo de gozar de lo qe es bello y de creer en la bondad.

18 septiembre, 2018

¡Europa¡ ¡Europa¡


Entre los pueblos del pequeño “cabo asiático” donde han nacido todas las civilizaciones modernas, existe un lazo profundo, tan profundo que es imperceptible: la religión que les ha bautizado. El cristianismo es la lengua materna de los europeos y la lengua de los derechos del hombre, un dialecto derivado de ella. Los derechos del hombre no proceden de la naturaleza, donde las especies acostumbran a devorarse entre sí; tampoco proceden de la política, que a penas respeta más que aquello en lo que cree; ni proceden del hombre mismo. Proceden de Dios, como sabían muy bien los revolucionarios de 1789 hasta el punto de que el preámbulo de su famosa “Declaración” invoca “la presencia y protección del Ser Supremo”. Siempre se olvida ese primer párrafo y eslo mismo que hablar de pintura olvidando la luz. ( “El mundo de Juan Pablo II” de André Frossard 1991)

05 septiembre, 2018

5 de septiembre festividad de Santa Teresa de Calcuta



Cuando la congregación de las Misioneras de la Caridad acababa de ser fundada, tuvimos necesidad urgente de un edificio para la casa madre.
Para conseguirlo, yo prometí rezar a la Virgen 85.000 veces el “Acordaos”
Es decir, la siguiente oración:

“Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno que haya invocado vuestra protección, implorado vuestra asistencia, reclamado vuestro auxilio haya sido abandonado de vos. Animado por esta confianza a vos también acudo…” y así recita la oración entera (  el “Acordaos” de San Bernardo

Por entonces éramos todavía poca Hermanas ¿Cómo podríamos hacer frente a nuestra deuda de oraciones? Se me ocurrió una solución: reunir a todos los enfermos y a todos los niños que teníamos a nuestro cuidado en Nirmal Hrday y en Shishu Bahvan. Les enseñé la oración y todos hicimos promesa de decirla. El edificio no tardó en ser nuestro  (Madre Teresa de Calcuta, “Orar”,palneta Testimonio)


19 julio, 2018

De "En labelleza ajena " de Adam Zagajewski


Ahora, por supuesto, se que debería haberme acercado a él, quebrar la barrera de extrañeza colocada de forma artificial entre generaciones, que debería haberle pedido una entrevista, porque eso le habría infundido valor e inspirado un poco de ánimo, al comprobar que, pese a todo, aquellos estudiantes jóvenes que corrían por las escaleras con insólita velocidad algo sabían, sin embargo, de él, de sus amigos, de la desesperación de Witkacy (…)
Escalaba diariamente por la escalera demasiado empinada llevando pesadas bolsas de la compra, con las patatas y la col, y tenía que permitir- y resignarse a ello-  que hubieran hecho de él casi un ejemplar de circo ambulante, el hombre mono, la mujer barbuda, alguien que, contra su voluntad, estaba expuesto a la hostil o burlona mirada de la generación joven, obligado a mostrarse ante la multitud indiferente en su indefensión, con su abrigo gastado, en la fealdad de su obesa vejez. Debería haberme acercado a él, tal vez habría dejado de temernos y quizá su soledad habría encontrado un poco de alivio. (…) Nunca me acerqué al viejo profesor, nunca entable conversación con él; lo hago ahora al cabo delos años, cuando yo mismo ya no soy joven: demasiado tarde.