18 agosto, 2017

Para "misael" and company

Dice F.X. Neguyen van Thuanen en “El camino de la esperanza” (Edicep): 550 El Verbo se hizo carne” (Jn1,14 ) y Dios padre proclamó: “Éste es mi hijo predilecto, en el cual me he complacido; escuchadlo” (Mt, 17) Él es el Camino: sigue solo sus pasos Él es la Verdad: cree solo sus enseñanzas Él es la Vida: vive solo según su espíritu (cfr, Jn 14,6) 551 No te turbe inútilmente si en es camino de la esperanza no encontraras a ninguno de aquellos que el mundo considera sabios. El Señor nos ha advertido: “Te bendigo , Padre Señor del cielo y de la tierra, porque has tenido escondida estas cosas a los sabios y se las has revelado a la gente sencilla” Agradece a Dios que te ha concedido esta sabiduría de los pequeños, de los humildes.

11 agosto, 2017

Wislawa Szymborska

Siempre he creído que la vida de una madre entregada a su familia, propicia una sabiduría que muchas veces está vedada a los sabios. Pues bien, leyendo una biografía de Wislawa Szymborska ( Premio Nobel de Lieratura, 1996) encontré una buena muestra de lo que vengo diciendo. La escritora polaca Wislawa Szimborska, en su juventud se hizo del partido comunista, inducida por el hombre con quien se casó. Ambos al cabo de un tiempo acabaron desencantados su experiencia comunista pese a que los dos se habían comprometido mucho: revista y poemas haciendo la apología de Stalin. Cuando ella se acercó al comunismo su madre se disgustó mucho. Sin conocerlo, sabía que era malo. Wislawa, que se educó en las ursulinas, nos lo cuenta: “Mamá estaba muy disgustada. Pero no es que fuera un genio en materia política, no sabía hablar de ese tema conmigo. Sabía por instinto que el comunismo era malo. Sin embargo toleraba mi postura. Supongo que si mi padre hubiera vivido no habría podido aceptarlo. Yo creía entonces que la salvación de Polonia y de la humanidad pasaba por el comunismo. Y estaba segura de hallarme en posesión de la verdad. Algunos intentaban convencerme de lo contrario, pero yo creía saberlo todo mejor.” Adam Zagajewski, otro de los jóvenes escritores y poetas que había llegado a creer en aquella ideología,dijo “Importa más como se sale de un callejón que como se llega a él. Cualquiera de nosotros en la juventud más temprana, puede cometer errores. Wislawa Szimborska salió del suyo magníficamente. Era una persona y escritora con sed de verdad, de honestidad intelectual, y el hecho de que hubiera fallado en su juventud se convirtió para ella no solo en una lección sino en una enseñanza enorme.”

08 agosto, 2017

Museos

No me gustan demasiado los museos. Por eso me encanto este poema que Wislawa Szymborska escribió cuando estaba hasta el gorro de que la llevaran a ellos en su visita a Bulgaria: Eh aquí su poema “Museos” Hay platos pero no apetito / Alianzas pero no amor correspondido / desde hace al menos trescientos años. Hay un abanico, ¿dónde están los rubores? / Hay espadas, ¿dónde la ira? / Y el laud no tañirá en la hora gris. A falta de eternidad recogieron / decenas de miles de cosas viejas. (…) La corona sobrevivió a la cabeza. La mano erdió contra el guante. La bota derecha venció al pie. En cuanto a mí, créanme, estoy viva. Mi carrera contra el vestido sigue. ¡Que tozudez la suya¡ ¡Y cómo le gustaría sobrevivirme¡ (“ Museo” , de Sal 1962)

31 julio, 2017

Sobrelas ideologías

El cardenal Robert Sarah dijo sobre las ideologías en una entrevista que dio lugar a un libro( “Dios o nada”): “Benedicto XVI solía decir que las ideologías no salvan el mundo, sino los santos y su suave y gran luz. Las ideologías embrutecen, aplastan y destruyen a los hombres, porque no están intrínsecamente orientadas en beneficio suyo. Yo, personalmente, he conocido el comunismo en Guinea, tan lleno de generosas promesas. Amparándose en excusas tramposas, condujo a la muerte a multitud de compatriotas míos. El espíritu ideológico es lo contrario al espíritu evangélico. Por eso los sacerdotes que optan por seguir o propagar ideas políticas equivocan necesariamente el camino, al sacralizar lo que no deben. La ideología está por naturaleza desconectada de la realidad y es necesariamente fuente de división, pues no puede traer consigo una adhesión duradera entre hombres, que para bién o para mal siempre están anclados en lo real.

Viaje a la vega

Cuando salíamos en coche hacia la Vega, mi hija, dos de sus hijos y yo, dije en voz alta, como siempre, la oración del viaje: “Santa María: intercede por nosotros para que tengamos un buen viaje, que el Señor esté en nuestro camino y que sus ángeles nos acompañen” Deber cumplido, pensé pero tras ella mi gente añadió: “San Rafael, ruega por nosotros; San Gabriel…; San Juan..; San Josemaría.. Con ese cortejo uno puede irse seguro a las antípodas. Pero pinchamos. El coche atiborrado, hora de comer pasada.. sin embargo nadie se puso nervioso, ni dijo nada negativo. Gracias a Dios, pudimos llegar a un taller que estaba a kilómetro y medio. Mientras nos lo arreglaban, salimos al campo ¡ que delicia¡ aún con aire caliente y todo. Mi nieta (11 años ) se acercó a mí y me dijo: “cuando la rueda pinchó yo me puse a rezar”. Le contesté: “yo también, a mi amigo Isidoro Zorzano, que me hace siempre multitud de favores”. Luego encaminé la conversación sobre la suerte que teníamos las dos de saber rezar y la obligación que teníamos de compartir eso. Y me dice: “Abuela ¿ tú has hablado de Dios a mucha gente? Le contesté. Después, me dijo cosas suyas muy bonitas que no cuento pero están grabadas en memoria junto a un paisaje de pinos, cielo azul y nubes aborregadas.

24 julio, 2017

Apaches

En un café de sobremesa alguien dijo: “ Entre los Apaches, cuando uno es viejo su familia y los de la tribu lo abandonan y el se sienta en despoblado a esperar la muerte..” y añadió: que en un relato (cuyo autor dijo pero no lo oí) el viejo en cuestión era ciego y por tanto podía venir un lobo y.. Pero lo que me acabo de fundir es el comentario que hizo: “lo encuentran natural, es ley de vida”. Yo creo que más bien es ley de muerte, la del viejo. Mucho se ha escrito sobre la mala gestión de los españoles en el descubrimiento de América. Pero teníamos que ir para allá aunque solo fuera para decirles a los apaches que hacer eso está fatal. En “La Pinta”, “La Niña” y “La Santa María”, llevábamos la cruz en las velas… y no la llevamos de valde.

23 julio, 2017

El Osito Ramón

Uno de mis hijos, cuando lo acostaba en la cuna, no se dormía nunca sin su “Otito Amó”, así llamaba a un osito azul de plástico, al que incomprensiblemente, tenía un gran amor. El osito había sido un “tente tieso” al que faltaba en su base el contrapeso abombado, era un osito de plástico hueco. El cariño del niño por él hizo que en lugar de acabar en la basura, le pusiéramos nombre: “osito Ramón”. Me acordé de éste leyendo a C.S. Lewis, que dice más o menos que los niños no ven que los ojos de un peluche son cuentas de vidrio y se aferran a juguetes mal diseñados que dejan margen a que ellos pongan de su parte, lo mismo que se reza mejor ante una imagen tosca, ligeramente esbozada que frente a otra hermosa y bien definida, a la que nada falta. Es posible que sean así las cosas.